Método Glenn Doman.

Buenos días, me gustaría hablaros un poco del método Glenn Doman. Es un método que se está usando en algunos centros de educación infantil y primaria.
En su origen fue creado para tratar a niños con lesiones cerebrales y posteriormente se incorporó a niños sin deficiencias.
Este método consiste en que el niño desde pequeño vaya creando conexiones sinópticas, favoreciendo su crecimiento cerebral y su maduración neurológica.
Se basa en la repetición de las diversas actividades durante varias veces al día.

Estuve en un centro que trabajan con este método y me pareció muy interesante, se enfocaban en el el programa matemático de Glenn Doman, mediante bits de inteligencia.El objetivo de este proyecto es ofrecer a los niños alicientes abundantes y sistemáticos con el fin de estimular la capacidad neurológica que necesitan para las matemáticas. Es más fácil enseñar matemáticas a niños pequeños que más mayores.

Este programa consiste en que la profesora tiene que pasar unas hojas con unos números, figuras geométricas, sumas, multiplicaciones…. leerlo en alto y enseñar el papel. Los niños deben estar callados y muy atentos mirando los números.

Me sorprendió mucho por que yo estaba en el primer curso de infantil, es decir, con niños de 3 años y ya se utilizaba este método.Ellos mismos recordaban las figuras geométricas como triangulo isósceles y otras de esa complicación.

“El cerebro se desarrolla con el uso, no con el paso del tiempo, si desde el nacimiento llevamos a cabo una estimulación sistemática y de calidad, los pequeños podrán alcanzar una inteligencia superior que fomentara su mayor éxito en sus actividades laborales, sociales y escolares”.

Anuncios

El hombre en busca del sentido

Me gustaría hablaros un poco sobre este relato autobiográfico que leí hace poco y me impacto mucho.

“Un psicólogo en un campo de concentración” es una obra muy impactante, te hace ver la realidad de las víctimas, entendiendo como las injusticias y la degradación que vivieron les hizo experimentar diferentes fases físicas y psicológicas.

Llama la atención en la obra como Viktor Frank, habiendo sido uno de los supervivientes y después de vivir todas esas atrocidades, no muestre odio ni rencor hacia los causantes de ello, incluso llega a dividir en dos grupos a los guardias, los sádicos y los que tenían el corazón embotado por haber sido testigos de los métodos más brutales en el campo.

El autor nos invita a reflexionar sobre el sentido de la vida. Hasta el final de la obra no entendí como los prisioneros sabiendo que iban a morir con sufrimiento no se quitaban la vida antes. Comprendí el sentido de su aguante cuando Frank cuenta la historia de un amigo suyo, este “se había ofrecido al cielo para que su sufrimiento y muerte liberaran de un doloroso final al ser que amaba. Para ese hombre su sufrimiento y muerte tenían un sentido, su sacrificio poseía el significado más profundo. No quería morir en vano. Ninguno de nosotros queríamos”.

 

Todos buscaban un porque para vivir, un motivo por el que no “lanzarse contra la alambrada”. En algunos casos era difícil encontrar el motivo, ya que muchos sabían que sus familias habían sido asesinadas y sus amigos estaban pasando por la misma situación. Esos prisioneros ponían una fecha límite para su rescate,en su interior, y es sorprendente como cuenta el autor que al llegar la fecha deseada como no se había producido la liberación la mayoría caían enfermos y posteriormente morían. Psicológicamente les afectaba tanto que eso producía la bajada de las defensas del sistema inmunológico y cogían más fácilmente las enfermedades. Esto explica que en Navidad y Año nuevo aumentara la mortalidad.

 

Frankl utiliza muchas frases del filósofo Nietzche para abogar sus teorías “quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo”. En el libro menciona algunas veces en las que ejerció como psicólogo en el campo para ayudar a sus compañeros a encontrar ese porqué y seguir aguantando. Resulta llamativo como lo psicológico afecta tan intensamente a lo físico.

 

Durante toda la obra Frank, a partir de muchas experiencias narradas, dejaba que su vida tomara su propio camino tal y como venían los acontecimientos en ella. Dentro del campo de concentración había que tomar muchas decisiones que podían hacer que vivieras o murieras “al hombre se le podía arrebatar todo, salvo una cosa la libertad humana- la libre elección de la acción personal ante las circunstancias- para elegir el propio camino”. Cada elección que se realizaba en el “lager” podía darte o quitarte la vida. El autor explica que la muerte te va a llegar, da igual que huyas, la muerte irá donde vayas. Así lo explica mediante el cuento “la muerte de Teherán” en el que el criado intenta huir porque la muerte quiere llevárselo y él solo va hacia la muerte.

 

“No importa lo que esperamos de la vida, si no que importa lo que la vida espera de nosotros”. El autor nos hace ver que vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello platea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a casa individuo.

 

La obra constituye un buen ejemplo de hasta qué límites puede llegar el ser humano. Es sorprendente que en toda la obra no muestre arrepentimiento hacia la decisión de no huir cuando estuvo a tiempo, prefirió quedarse.

El “lager” te daba dos opciones de vida, convertir esa tremenda experiencia en una victoria, transformarla en un triunfo inferior, o bien desdeñar la experiencia y limitarse a vegetar”.

 

También en este libro habla del amor. En esa situación pensar por un segundo en lo que amas te puede dar fuerza para seguir adelante. A partir de la lectura de este relato me he replanteado el vínculo tan grande que generamos con las personas y lo primordial que puede ser incluso en situaciones tan devastadora como esta.

 

Una pregunta que me ha surgido tras esta lectura es: ¿El ser humano puede llegar a despersonalizarse tanto que sea como un ser inerte? ¿Es nuestro cuerpo capaz de aguatar tanto sufrimiento? ¿Solo apreciamos la verdadera belleza o amor tras pasar por situaciones dramáticas o duras?

La obra resulta impactante, te hace reflexionar mucho sobre el ser humano. He leído y visto algunos testimonios sobre supervivientes de campos de concentración, pero es diferente conocer lo que pasó desde los ojos de un psicólogo. Me gustaría acabar  con un poema que leí en la exposición de Auswich, en Madrid.

 

Tú que pasas por aquí

a ti te ruego

que hagas algo

que aprendas un paso de baile

algo que justifique tu existencia

algo que te dé el derecho

de estar vestido con tu piel y tu vello

aprende a caminar y a reír

porque no tendría sentido

a la postre

porque son muchos los que han muerto

mientras tú sigues vivo

y no haces nada con tu vida.

 

Charlotte Delbo, superviviente de  Auschwitz

Bienvenidos a mi blog

¡Hola bienvenidos a todos! abro este espacio para compartir con todos vosotros mis opiniones y experiencias acerca de la educación. Voy a utilizar esta página para contar tanto experiencias personales, como  libros que me han gustado o metodologías innovadoras. Espero que esto se convierta en un lugar interactivo donde podamos compartir  nuestras vivencias y opiniones. Un saludo.

Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca…
Hay que medir, pensar, equilibrar…
y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño,
irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que, cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada.

Gabriel Celaya